QUIENES SOMOS??? Somos un grupo de amigas.... amigas del colegio...amigas del instituto, que despues de 20 largos años sin verse vuelven a reencontrarse y a retomar esa amistad de la juventud.... La vida de cada una de nosotras fue tomando en la mayoría de los casos, un camino que no era el que habíamos soñado en nuestra adolescencia. Ahora, a punto de cumplir los 40, pretendemos comenzar esta segunda parte de nuestra vida de la mejor forma posible...manteniendo esa "locura" de la juventud, pero con la ventaja de la experiencia adquirida. Muchas de nosotras, ya hemos sufrido bastante, por eso llegó la hora de afrontar la vida de la única manera posible: viendo sólo su lado positivo. Si tu piensas como nosotras....puedes unirte a este club.

COMPAÑEROS DEL CAMINO

29 ago. 2011

42.- PERLAS Y DIAMANTES.


" La pared quedó iluminada y me encontré frente a frente con un mural lleno de fotos polaroid.
Las instantáneas estaban agrupadas de doce en doce... Estaban separadas por años...
Creo que conté que debía de haber casi cuarenta años seguidos en aquella pared...
Las fotos eran primeros planos de hombres y mujeres en diferentes lugares y realizando actividades cotidianas... Tomaban café, fumaban, reían.. [...]
—¿Quiénes son? —pregunté.
—Mis perlas. —Sonrió—. Cada año de mi vida he buscado doce perlas. Doce personas que no conociera pero que se me aparecieran y marcaran mi mundo de tal manera que mi yo virara.

—¿Mi yo virara? —repetí.
—El Sr. Martín fue una perla de tu vida. —Me lo ejemplificó y yo se lo agradecí—. Fue una joya que el mundo te dio y, aunque han pasado los años, aún la conservas... Eso confirma qué gran perla fue, pues el tiempo no le ha quitada nada de su brillo ni de su intensidad.
Miré detenidamente aquel mural.
No podría deciros qué predominaba. Las perlas eran de todos los colores, sexos y edades. Me gustaba contemplarlas...
No sé si estuve diez o doce minutos en silencio absoluto admirando aquel collar...Aquel collar de perlas...
Había algo en esos rostros, en esas miradas, que desprendía energía. Sonreí.
—Hay energía en ellos, ¿verdad?
Él también sonrió.
—Mucha. Tres de ellos son más que perlas... Son esas energías especiales de las que te hablé en el barco, esas que has de encontrar... Almas que se funden con la tuya propia.
—¿De verdad? —Estaba entusiasmado con esa definición.
 Él continuó hablando:
—Con el tiempo, algunas perlas pasan a ser diamantes. Cada ochenta o noventa perlas aparece un diamante... Un diamante, para que me entiendas, es una de esas personas que se hace tan básica y tan importante en tu vida que parece creada únicamente para ti...
Le entendía, pero creo que mi cara indicaba lo contrario. Él continuaba dándome ejemplos.
—Esos diamantes son como tus desparramados.
—¿Desparramados...? —Mi interés iba in crecendo.
—Sí, tengo la teoría de que nos desparraman.
—¿A quiénes?
—A cada uno de nosotros y a cuatro personas más... Te desparraman en el mundo para que con el tiempo vayas encontrando a los otros cuatro. Ése es uno de los sentidos de la vida; encontrar desparramados, y por eso hay señales, para que no te confundas.
—¿Y cómo son esas señales? —pregunté.
—Algo que los une, puede ser algo sumamente sencillo...
—¿Qué ocurre cuando conoces a los cuatro diamantes?
Se tomó su tiempo. Demasiado para mi gusto, pues deseaba tanto conocer la respuesta que no podía esperar.
—No lo sé... Pero estoy seguro de que pasa algo.
Noté que me mentía, pero no me atreví a preguntar de nuevo.
En todas las fotos salía retratada una mujer, excepto en dos. La que yo le hice y la que él me realizó.
La mujer le miraba. Él aparecía de escorzo junto a ella.
George observó esas fotografías con un rostro tan repleto de nostalgia que nunca lo he olvidado; ninguna otra expresión de recuerdo extremo se ha asemejado jamás a ésa.
—¿Es una perla? —indagué.
—Un diamante en bruto. —Sonrió—. Se fue hace años. Aún no había tenido valor de ver estas fotos."


          Este fragmento lo he extraído de un libro que me he leído este verano. Su autor es Albert Espinosa y se titula "Si tu me dices ven lo dejo todo, pero dime ven".
          El libro es cortito y fácil de leer, y trata sobre todo de las relaciones inter personales, de cualquier índole, y de cómo conocer a determinadas personas puede marcarnos para toda la vida. Tan curioso título encierra "joyas" como esta que os he dejado.

TRAILER DEL LIBRO
           Yo nunca me había planteado catalogar a las personas que conocemos a lo largo de nuestra vida de esta manera, pero me ha parecido una forma preciosa de hacerlo, perlas.... diamantes... desparramados... claro que para dar con esas perlas y esos diamantes hay que escarvar bien entre mucha morralla, pero al parecer el esfuerzo merece la pena.
          Y vosotros??? teneis perlas en vuestra vida??? y diamantes????

42 comentarios:

  1. Pues si, ahora mismo estoy hablando con una perla, que me he encontrado hace no mucho, no conozco su rostro, ni de que color son sus ojos, si es alta o baja, morena o rubia, solo conozco un poco sus sentimientos que en realidad es lo que importa, su desenfado para con el mundo y con las personas, vamos que son poquitas cosas las que se, pero las suficientes para poder ver que puede ser una perla en mi vida.
    ¿La conoces?

    Besitos y sonrisas desparramadas
    :-D)

    ResponderEliminar
  2. Hola Metamorfosis.

    Sabes lo apasionante de todo esto?...que no sabemos que dichas perlas existen, no, hasta que hayamos a la primera. Es decir…estamos y convivimos a veces con las personas equivocadas y de repente se cruza en tu camino esa “perla” que te mueve el piso..Que te revoluciona el alma y ya nada es lo mismo.

    Igual pasa con lo descrito ahí como “diamantes” siempre supe que algún día pasaría, siempre supe que los caminos se cruzarían…mi diamante lo tengo, supe reconocerlo…ambos nos reconocimos.

    En mi caso el orden de las relaciones interpersonales es amplia, perlas encontré muchas en mi vida, diamantes…uno solo y no te das una idea de lo que cuesta conservarlo pues…los diamantes brillan, los diamantes tienen luz propia y eso todos lo ven y desean poseerlos y hay que luchar para conservarlos.

    Un fuerte abrazo niña…chau

    ResponderEliminar
  3. pues yo tampoco lo habia visto asi, pero bueno imagino que en nuestras vidas tambien tenemos a esas perlas y diamantes, solo hay que encontrarlas,besos

    ResponderEliminar
  4. SIMPLEMENTEYO:Ay!!! no me digas esas cosas mujer!!! que me las creo y luego no me aguanto ni yo!! no merezco tanto!!!! si seguro que tu que estás ahí en tu playa...en pleno mar...verás muchas mas perlas...de todas formas te lo agradezco en el alma...yo contigo empecé el collar hace tiempo. Besos mil, guapa!!

    ResponderEliminar
  5. CARLOS:Cómo me gusta leerte!!! tienes siempre tanta razón en lo que dices!!! yo no me había planteado las cosas de esta manera, y a raiz de leer esto me dio por pensar mucho en las personas que conozco y en que suponen para mi.
    Creo que eres muy afortunado si has encontrado tu diamante, y te felicito por ello, pero es cierto!!! un diamante siempre va a ser deseado por el resto de personas dado su alto valor y hay que defenderlo con uñas y dientes. Encontrar un diamante es la mayor de las suertes pero también la mayor de las responsabilidades el saberlo cuidar.
    Un abrazo enorme.Contigo siempre se aprende.

    ResponderEliminar
  6. CASITADEFIELTRO: Creo que como dicen por ahí, no es cuestión de buscar, sino que cuando se cruzan en nuestro camino, debemos saber reconocerlos, identificarlos, y sobre todo aquilatarlos. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  7. Hola de nuevo amiga, despues de un tiempo de descanso incluidas vacaciones, vuelvo a abrir las páginas de los blogs que aun permanecen en su sitio segura de que prosiguen su bonita andadura, y no me he equivocado.
    Me ha gustado mucho tu mensaje alegorico que plasma perfectamente el significado de las verdaderas relaciones.
    Un cariñoso saludo. o mejor un fuerte abrazo, ¿Seré yo una perlita en alguna vida...? Ja,ja..

    ResponderEliminar
  8. IRHATI:Hola de nuevo amiga...bienvenida...espero que estés totalmente recuperada. Ahora, date tu tiempo, hasta que te pongas al día...yo por mi parte sí te he echado de menos, y estoy segura que no sólo eres una perla en la vida de más de una persona, sino que seguro que también eres un diamante para alguien. No lo dudes!!!! un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Estoy con Simplementeyo, no conozco esa perla de la que habla, pero ya le tengo un huequecito en mi corazón...

    Diamantes tengo dos, los que mas brillan en medio de todo el carbón.

    Abrazos desde mi corazón perlado ;-)

    Marta

    ResponderEliminar
  10. UNA SOÑADORA MAS:ya ves que perlas puede haber varias...hasta un collar puedes hacerte...es cuestión de saber identificarlas.... Un beso y enhorabuena por tus dos diamantes.

    ResponderEliminar
  11. Qué forma más bonita de verlo…ME GUSTA. Soy afortunada, tengo diamantes y perlas y desparramados también. Todos somos diamantes, perlas y desparramados…depende quien nos mire…jajaja
    Bonita entrada para valorar la amistad
    Un bessito.. PARA LA PERLA DE MI VECINA..
    MEN
    P.D. HOY bloger me la esta jugando... me ha castigado de anonima...buaaaa...me marcho llorando

    ResponderEliminar
  12. MEN:Blogger es lo que tiene, que nos vuelve locos!!! Es cierto, seguro que para alguien seremos una perla y para otros un diamante...me imagino que como tu bien dices dependerá de a quien preguntemos....Yo con todos vosotros pretendo hacerme un collar de perlas. Besos guapa!!!

    ResponderEliminar
  13. A mi paso, gracias a la vida, he reconocido "perlas, diamantes y desparramados", a quienes, por supuesto, agradezco todo el horizonte que en su momento, cada quien, puso frente a mis ojos para seguir en el camino. Hoy tengo una perla a quien dirijo estas palabras, para agradecerle el extracto del libro del señor Espinosa.
    Un abrazo, amiga perla. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. JULIO:gracias mi querido Julio por considerarme así, tengo que decirte que es totalmente mutuo. Y el abrazo te lo devuelvo por duplicado.

    ResponderEliminar
  15. Creo que soy un diamante en bruto. Aunque me considero buena persona, tengo otros defectos que pesan más.Si me quitara estos fallos, es decir: si me puliera un poco, sacaría la hermosa joya que tal vez llevo dentro. Para sacar un brillo interno, hay que lijar. Es necesario pasar por situaciones que me lastimen.No sé...

    ResponderEliminar
  16. Perlas, diamantes,...creo que todos de alguna manera tenemos perlas,...mis hijos son mis perlas,...lo más querido e importante en mi vida.
    También tengo mi diamante,pero a veces comento el error de no cuidarlo como debería, de no valorarlo como se merece, de ignorarlo en algunas ocasiones,...
    Soy afortunada de tenerlo,...lo que deseo es conservarlo, ése es mi sueño y estoy en ello.

    Voy a leerme el libro que mencionas, pues me parece muy interesante.
    Un abrazo grandote

    ResponderEliminar
  17. Hola METAMORFOSIS
    Hermosa metáfora la de ese cuento.
    Seguro que este medio, nos da la oportunidad de encontrar perlas en el camino, con las que nos sentimos plenamente identificados y que de otra manera no hubiéramos podido contactar.
    Me alegro mucho que estés en mi collar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. MARUXELA:Yo creo que tu puedes ser un diamante para alguien y una perla para alguien más, así tal cual eres, con tus virtudes y tus defectos, sin necesidad de cambiar nada, todo dependerá de la otra persona, de cómo te vea, como te considere y lo que le aportes o signifiques para su vida. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  19. UXUE:Loa diamantes, como bien dice Carlos mas arriba, tienen un brillo y un valor incalculabe, por lo que son queridos y deseados por mucha gente, de ahí que debemos esforzarnos para conservarlos.
    El libro es cortito y está muy bien, da varias lecciones del tipo de esta.Yo lo tengo en pdf, si lo quieres dimelo y te lo mando.Besos.

    ResponderEliminar
  20. CARMEN ROSA.Yo lo digo también, con todos vosotros me estoy confeccionando un collar digno de admiración. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. El mundo está lleno de bisutería.
    Otra cosa es que le llamemos perla o diamante al latón recubierto de carne.
    No hay más ciego que el que no quiere ver.

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. TORO SALVAJE: ya veo que hoy lo ves todo como tu foto, todo negro!!!! no te falta razón cuando dices que el mundo está lleno de bisuteria y morralla, pero hay personas magnificas y lo sabes!!!! puede que tu seas una de ellas, quien sabe??? así que no lo veas así. Te mando besos a ver si te animas.

    ResponderEliminar
  23. No sabía que hubiese latones recubiertos en carne.Pero es normal que existan...Vivimos en un mundo de insensibilidad y a veces hay que recubrirse de latón para que los dardos envenenados no manchen el interior rico que habita en nosotros. Existen ojos cerrados a ver lo peor de las personas. No deberíamos cebarnos en lanzar pildoras de latón arrubinado el la piel de los demás,ya que nadie es perfecto.
    Mucho cariño para todos

    ResponderEliminar
  24. Que buen libro! Me encantó como casi todo lo que hace Albert Espinosa, es un grande sin duda. La parte de los diamantes me impresionó al igual que la del saco de boxeo.
    Yo tengo algún diamante, si,y alguno que he perdido porque así de tonta estoy, solo yo voy por la vida perdiendo diamantes!
    Me ha gustado esta entrada!
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  25. Yo me estoy leyendo ahora ese libro.
    No había pensado en catalogarlos así pero lleva bastante razón hay personas en nuestras vidas perlas y diamantes yo tengo

    siento el retraso Un besote cari

    ResponderEliminar
  26. MARUXELA:Me imagino que dices esto a raiz del comentario de Toro Slvaje. Segun el texto del libro que he subido, dice que cada 80 o 90 personas una de ellas puede ser una perla....así qe mira si hay por ahí latones y demás chatarra. Por supuesto que nadie somos perfectos, nisiquiera las perlas ni los diamantes, si os dais cuenta, incluso en la naturaleza, para que adquieran más valor hay que cultivarlos y pulirlos.Besos mil.

    ResponderEliminar
  27. WENDY:Gracias por tus palabras. Los diamantes son muy valiosos y hay que esforzarse mucho para conservarlos, si has perdido alguno y te ha dolido seguro que eso hará que la proxima vez los pongas a mejor recaudo. A mi el libró también me gustó mucho, da lecciones tremendas!!!! y la del saco de boxeo es tambien buenísima.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. 40AÑERA:No te preocupes por el retraso ni por nada, mujer!!! estamos en confianza. Si te estás leyendo ahora el libro ya nos dirás que te parece cuando lo acabes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Muy bello texto, todos tenemos perlas en nuestras vidas y tal vez, alguna que otras que valoramos cuando las hemos perdido. Entonces en el recuerdo, queda el brillo de ellas. Hermoso texto y debe ser más que interesante el libro del Señor Espinosa. El video, excelente. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Perlas he visto muchas, en cuanto a los diamantes es difícil calificarlos a la ligera, sin embargo también he encontrado perlas dentro de la literatura y como vos ahora he querido compartirlas con mis perlas humanas.
    Un saludo y gracias por este fragmento brillante.

    ResponderEliminar
  31. Hola Metamorfosis

    Es una maravilla lo que has publicado. Voy a intentar hacerme con el libro. ¿Se puede una enamorar de un relato? Me temo que sí :D.

    Mmmm, ahora que pienso en mi vida hay bastante perlas, diamantes creo que dos y también hay muchas piedras biseladas y redondeadas por el paso del tiempo; algunas también son semipreciosas, como amatistas, lapislázulis, turquesas, cuarzos y otras, solamente gravilla.

    Pero todas forman parte entrañable de mi vida y no las cambiaría por otras. Jajajaj estaba pensando, que si les preguntáramos a los demás, ¿cómo nos verían como diamantes o piedrecitas sueltas de cualquier camino?.

    Una entrada maravillosa y muy interesante por la gran teoría que en ella se explica.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  32. ALMA MATEOS TABORDA:Normalmente eso es lo que pasa, que no nos damos cuenta del valor de las personas hasta que las perdemos...por eso debemos aprender a valorar mas a aquellos que nos rodean.Un abrazo para ti también.

    ResponderEliminar
  33. ENMANUEL CARRIZO:Gracias a ti por pasarte por aquí, es todo un honor, tu si que escribes verdaderas perlas. Respecto a las personas-diamantes imagino que se necesita de tiempo a su lado para darse cuenta de que son tal. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  34. MANDALAS:Si quieres el libro yo lo tengo en formato PDF.Y a parte de este párrafo tiene otros que también llegan muy dentro.La verdad es que te lo recomiendo.
    Que como nos veran los demas??? como perlas, como diamantes o como mera gravilla??? pues me imagino que depende de lo que signifiquemos en la vida de cada uno, de lo que les hayamos aportado...de mil cosas...es todo tan complejo!!!! Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  35. ¡Me encantó! Hermosa manera de ir por la vida: atentos, con los ojos abiertos y la certeza que nos toparemos con un bello hallazgo; el corazón hará de tamiz y sabrá distinguir una joya de una bisutería. Un beso enorme!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  36. Hola positivas: que bonito post.
    Las perlas existen, si, no lo dudes, y cuando encuentres una y hayas comprobado su valor, no la pierdas!!!
    Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  37. Es mas que interesante...las personas como perlas y diamantes...si, tengo muchas personas asi en mi vida, también algún diamante en bruto...
    Un beso amiga!

    ResponderEliminar
  38. DIANA PROFILIO:A mi me gusta lo que dices tu de que el corazón hará te tamiz....Un abrazo para ti también.

    ResponderEliminar
  39. JABO:En eso estoy, en atesorar todas aquellas perlas que puedan cruzarse en mi camino, y tengo un diamante en vistas por el que lucharé con uñas y dientes.

    ResponderEliminar
  40. GUILLE:Pues debes sentirte afortunado pero sobre todo debes cuidar aquello que tienes. Un besote.

    ResponderEliminar
  41. Afortunadamente es cierto, se encuentran perlas y diamantes...a veces no sabemos reconocerlos...pero esto ya es otra historia.

    Abrazos, METAMORFOSIS!

    ResponderEliminar
  42. GLORIANA:pues si no somos capaces de reconocer a esas perlas o esos diamantes que se nos cruzan por el camino, es que somos muy brutos. Un besazo y bienvenida de nuevo.

    ResponderEliminar

ME ENRIQUECEN VUESTROS PUNTOS DE VISTA.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...