QUIENES SOMOS??? Somos un grupo de amigas.... amigas del colegio...amigas del instituto, que despues de 20 largos años sin verse vuelven a reencontrarse y a retomar esa amistad de la juventud.... La vida de cada una de nosotras fue tomando en la mayoría de los casos, un camino que no era el que habíamos soñado en nuestra adolescencia. Ahora, a punto de cumplir los 40, pretendemos comenzar esta segunda parte de nuestra vida de la mejor forma posible...manteniendo esa "locura" de la juventud, pero con la ventaja de la experiencia adquirida. Muchas de nosotras, ya hemos sufrido bastante, por eso llegó la hora de afrontar la vida de la única manera posible: viendo sólo su lado positivo. Si tu piensas como nosotras....puedes unirte a este club.

COMPAÑEROS DEL CAMINO

5 abr. 2011

22.- SOBRE GUARDAR SILENCIO Y HABLAR

         
           Hay veces que no sabemos que es lo más correcto, si guardar silencio o hablar....imagino que todo dependerá de la situación....en ocasiones vomitamos palabras de forma incontrolada porque pensamos que si nos dejamos algo en el tintero, lo que hemos dicho no adquiere el sentido que deseamos....a lo mejor ese era el momento de callarnos y no ser tan incisivos con nuestras palabras....otras veces, cuando más se necesita una palabra nuestra, nos quedamos callados....como paralizados.....sin darnos cuenta que muchas veces es más relevante lo que callamos que lo que decimos..... ¿que opinais vosotros al respecto? yo os voy a dejar un extracto del libro "Ni lobo ni perro. Por senderos olvidados con un anciano indio" de Kent Nerburn. Creo que os hará reflexionar. A mí me he hecho pensar mucho. Espero que os guste.

          "Nosotros los indios sabemos del silencio. No le tenemos miedo. De hecho, para nosotros es más poderoso que las palabras.
          Nuestros ancianos fueron educados en las maneras del silencio, y ellos nos transmitieron ese conocimiento a nosotros. Observa, escucha, y luego actúa, nos decían. Ésa es la manera de vivir.
- Observa a los animales para ver cómo cuidan a sus crías. Observa a los ancianos para ver cómo se comportan. Observa al hombre blanco para ver qué quiere. Siempre observa primero, con corazón y mente quietos, y entonces aprenderás. Cuando hayas observado lo suficiente, entonces podrás actuar.
          Con ustedes es lo contrario. Ustedes aprenden hablando. Premian a los niños que hablan más en la escuela. En sus fiestas todos tratan de hablar. En el trabajo siempre están teniendo reuniones en las que todos interrumpen a todos, y todos hablan cinco, diez o cien veces. Y le llaman "resolver un problema". Cuando están en una habitación y hay silencio, se ponen nerviosos. Tienen que llenar el espacio con sonidos. Así que hablan impulsivamente, incluso antes de saber lo que van a decir.
          A la gente blanca le gusta discutir. Ni siquiera permiten que el otro termine una frase. Siempre interrumpen. Para los indios esto es muy irrespetuoso e incluso muy estúpido. Si tú comienzas a hablar, yo no voy a interrumpirte. Te escucharé. Quizás deje de escucharte si no me gusta lo que estás diciendo. Pero no voy a interrumpirte. Cuando termines, tomaré mi decisión sobre lo que dijiste, pero no te diré si no estoy de acuerdo, a menos que sea importante. De lo contrario, simplemente me quedaré callado y me alejaré. Me has dicho lo que necesito saber. No hay nada más que decir. Pero eso no es suficiente para la mayoría de la gente blanca.
          La gente debería pensar en sus palabras como si fuesen semillas. Deberían plantarlas, y luego permitirles crecer en silencio. Nuestros ancianos nos enseñaron que la tierra siempre nos está hablando, pero que debemos guardar silencio para escucharla.
          Existen muchas voces además de las nuestras. Muchas voces."

12 comentarios:

  1. pues si, a veces hablamos muuuuucho, demasiado y no nos damos cuenta de que escuchar es, quizas, hasta mas importante, porque asi podremos comprender a los que nos rodean, incluso aprender de ellos.

    ResponderEliminar
  2. bueno, a veces hablas y metes la pata, si quecreo que dependera del momento unas veces hay que hablar y otras que escuchar,no te parece?? que tal vassssss?'

    ResponderEliminar
  3. me gusta mucho la frase que has puesto " Ya q la vida me va dando años...yo daré a mis años más vida".Me han impactado mucho las fotos de la nueva entrada y el contenido, la verdad es que muchas veces estamos mejor calladitos, ya se sabe, "en boca cerrada no entran moscas", y deberíamos escuchar más, que tb es muy importante...el saber escuchar tb es un arte.

    ResponderEliminar
  4. Es cierto que hay veces que se está mejor callado, pero cuando esperas oir algo y esas palabras nunca las escuchas…..eso también es duro

    ResponderEliminar
  5. Hola!!!
    Una entrada que hace pensar ..., yo, personalmente hasta que no "conozco bien" a las personas no suelo entablar conversaciones, observo sus ojos, gestos y escucho, de ahí en pocos minutos se si merece la pena o no esa persona para mi.
    Resulta chocante, pues luego con "mi gente" no hay quien me haga callar, hablo por los codos jeje.
    En momentos de esos coléricos que todos en mayor o menor medida tenemos, expulsamos culebras por la boca con el único fin de dañar al contrario, contradictorio también que a la hora del arrepentimiento la mayoría no seamos capaces de despegar la boca.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Helena: tenemos la falsa creencia de que las palabras se las lleva el viento, pero no es cierto, cuando expulsamos culebras por la boca como tu dices....acaban resonando como un eco una y otra vez en nuestra cabeza....así que imaginate en la cabeza del que las ha recibido...

    ResponderEliminar
  7. Otras veces, cuando más se necesita una palabra nuestra nos quedamos callados...Cuanta verdad hay en estas palabras. Creo que es lo más difícil de conseguir; la palabra adecuada en el momento preciso. Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Dicen que la curiosidad mató al gato, pues por curiosidad es que llegué a este blog. Enlace va…enlace viene, vi que no es privado, toqué la puerta y entré.

    Acabo de leer parte del blog y me detuve en esta última entrada. Dicen que guardar silencio es de sabios y yo de sabio no tengo nada.

    La mayoría de las veces de mi boca salen las palabras por impulso, sé que políticamente no caen bien porque siempre digo lo que siento y a veces las verdades ofenden.

    La coherencia es enemiga de la hipocresía, por lo tanto yo asumo que no se guardar silencio, por más que lo intento si veo que algo no está bien y va en contra de mis principios, lo expreso a viva voz.

    Me ha gustado la iniciativa que tuvieron de publicar un blog en base a un club de amigas, hasta tienen estatuto, ok…si no les molesta seguiré entrando y leyendo las entradas que pongan en este espacio.

    Un fuerte abrazo. Saludos….agur

    ResponderEliminar
  9. Estoy totalmente de acuerdo con el escrito. Le tememos al silencio, siempre tenemos que decir la última palabra para quedar por encima, hablamos mucho, pero qué decimos???
    Y qué importante que es el observar a los demás, sin necesidad de palabras. Eso lo hacemos con los niños pequeños cuando no hablan, les observamos y así sabemos qué les sucede y qué desean, no nos hablan pero observando lo descubrimos. Cuando ya son capaces de hablar dejamos de observar y sólo nos preocuapmos de decir y decir lo que tienen que hacer y esperar su respuesta.
    Leía lo primero que habéis puesto al principio y me veía reflejada en ello. Muchas veces intento controlarme y estar callada, pero al final caigo en la tentación y ahí estoy diciendo lo que pienso, pensando que es lo más importante.

    Voy a leer este libro que has puesto, me parece interesante y que nos puede enseñar mucho sobre el silencio, tan necesario en este mundo tan ruidoso.

    Enhorabuena por vuestro blog que he tenido la suerte de descubrir hoy gracias a metamorfosis. Os seguiré leyendo y participando.

    Un abrazo grande chicas

    ResponderEliminar
  10. Gracias a todos por vuestras palabras....a los habituales y a los nuevos bienvenidos!!!!

    ResponderEliminar
  11. pues yo creo que la mayor mentira es el silencio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo. El silencio no tiene porque ser una mentira...muchas veces cuando no se tiene nada que decir que merezca la pena es mejor estár callados.
      Besos.

      Eliminar

ME ENRIQUECEN VUESTROS PUNTOS DE VISTA.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...